KIRUBA el nuevo nombre

KIRUBA el nuevo nombre
Principal ] Kiruba aire moderno de pop ]

Arriba
Historia PopStars
KIRUBA el nuevo nombre
El Disco
Kiruba Primer Concierto
Adaptandose a la fama

Kiruba, nuevo nombre de las Popstars

La primera vez que Gaby Villalba se dio cuenta de su popularidad se puso pálida. Un niño la reconoció y le pidió un autógrafo. Gaby le hizo una página de dedicatoria. Pero aquel hombrecito le dijo que quería casarse con ella.

El vértigo que se vive en la casa Popstars no solo obliga a tomar ese tipo de cosas más naturalmente. Allí aprenden a entender su nueva vida, el antes y después de ingresar a la serie Popstars.

Cecilia Calle, Gabriela Villalba, Diana Rueda, Mariela Nazareno y María José Blum, lo entendieron muy bien. Más aún ahora que llegó la hora de la metamorfosis.

Las integrantes dejaron la faceta Popstars. Mariela, quien nunca vio la propaganda en la televisión, y se enroló porque un amigo la llevó a la audición, se emociona al decir el nombre del grupo: Kiruba, en honor a un revolucionario del pueblo shuar que se sublevó contra los españoles.

Aun así, cree que jamás se desligarán de cómo se lanzaron a la fama: serán Kiruba, las popstars ecuatorianas. Y ella, con su gran sonrisa blanca, asegura que harán revolución en la música pop que se hace en Ecuador.

Las Kiruba llevan viviendo dos meses juntas. Grabaron en Colombia su primer disco con Fabricio Jara, el productor de Shakira y Carlos Vives, y registraron la canción, Camina, cuya letra es de Diana y música de Cecilia.

La casa Popstars está cerca de Conocoto (al este de Quito) de la que no salen ni a la tienda. Hace una semana se les permitió tener celular. Por lo menos, ninguna se define farrera. Ante eso, solo pueden dedicarse a fondo.

Aún queda casi año y medio más de convivencia. Cada día lo disfrutan y saben el carácter de cada una. Diana se acerca a Gaby, la reta por no comer todo. La mira y se ríe un poco. Mariela sale sin zapatos a la sala, camina como Chaplin, y se acerca a María José. Las dos se hacen muecas hasta explotar en más risas, y Cecilia se pasea por la sala revoloteando su inolvidable cabello largo.

Gaby no pensó tocar la guitarra. En apenas dos clases ya sabe los acordes de Mi mayor y La mayor y está feliz. Es un entrenamiento integral. Se les ayuda mediante charlas con psicólogos para que aprendan a convivir con la fama.

Las chicas tienen una naturalidad deslumbrante, son el sueño de un fotógrafo. Y con mucho esfuerzo desarrollaron sus rutinas de baile y afinación de voces.

Los momentos cuando imitaban a sus artistas son recuerdos de infancia. Ahora trabajan duro para presentarse el 25 de abril, en el coliseo General Rumiñahui.

Luego irán a Guayaquil, Cuenca y Manta. Probablemente promocionen su CD en Colombia. Juraron que cuando a alguna se le suba la fama, las otras ayudarán a que ponga los pies sobre la tierra.

Cualquier comentario o sugerencia sobre el contenido de este sitio, así como

del diseño y programación del mismo, serán bien recibidos.

WebmasteR: AxY